lunes, 5 de marzo de 2018

FUERZA INTERIOR, Por Lucía García

¿No te acuerdas de aquella época en la que tu vida cambió? Ese instante en el que todo te resultaba tan complicado. Eso que ahora te parece tan lejano ocurrió hace cuatro años, aunque quizá desde hace más tiempo sabías que iba a haber cambios bruscos en tu vida.
Ser diferente: siempre lo habías visto como algo malo. Recuerdas cómo, cada vez que volvías del colegio, le preguntabas a tu madre si a pesar de tus diferencias ibas a tener una vida normal. Desde pequeña has sido inspeccionada por desconocidos que te juzgaban, soltando frases como “Ella, con un pequeño empujón, llegará a ser igual al resto” y esas palabras sentías que te definían. Sabías que jamás serías igual, que no llegarías a la normalidad.
La gente ha dudado de tu trabajo, te han invadido con frases como “no puedes...” y te dolía que no creyesen en ti. Siempre has intentado demostrar que llegabas, costase lo que costase.
Todo eso te ha ido llenando de fuerza hasta ahora, en que has decidido no demostrarle nada a nadie que no seas tú  que  y que los “no puedo” ya no te definen.

16 comentarios:

  1. Lucía, eres una persona increíble. Siempre me alegras con tus comentarios aleatorios y todo tu apoyo. Quiero que sepas que yo también estoy aquí para ti.
    Del texto qué decirte, impresionante, como siempre, este me ha emocionado en especial. Me alegro muchísimo de poder leerte, eres un tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María,me dejas sin palabras con todo lo que dices. Gracias por leerme y por apoyarme

      Eliminar
  2. Valiente! Cada vez escribes mejor. Sigue así, ya verás todo lo que consigues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, creo que eres de esas personas que a una la llenan. Vamos paso a paso

      Eliminar
  3. Impresionante el haber resumido en un texto tan pequeño, un periodo tan denso y cargado de esfuerzo y emociones. Felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS, LUCIA.
    Por decirlo así. Por contarlo y por "contarme". Gracias por seguir haciendo que crea también en mí y en que yo tampoco tengo que demostrar nada a nadie. Gracias por ir junto a mí en ese poder.
    GRACIAS, querida Escritora magnífica .
    Un abrazo emocionado, de tu Amiga- si me lo permites-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por dejarme sin palabras, me alegra que te sirvan mis textos para creer en tí. un enorme abrazo de tu amiga - por supuesto que te lo permito-

      Eliminar
  5. Gracias Lucía por ser tan especial.
    Ojalá hubiese muchísima más gente diferente como tu. Con esa sensibilidad y ese corazón tan grande. Eso haría que el mundo fuese mucho  mejor de lo que es.
    Por supuesto que vas a conseguir todo lo que te propongas, de eso no hay ninguna duda. Sigue luchando y esforzándote como haces.
    Esto sólo son los primeros frutos que recoges.
    Me encanta como escribes.
    Te mando un beso enorme cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, estoy de acuerdo contigo, la sensibilidad-desde mi punto de vista- es la que mueve el mundo, pero creo que la sociedad nos hace insensibles en muchas ocasiones, por desgracia.
      Gracias a ti por leerme Yolanda y espero seguir trabajando aunque a veces los empujones sean duros

      Eliminar
    2. Todo esfuerzo tiene su recompensa y tú lo has conseguido. Ese es tu objetivo, conseguir que nada ni nadie te cambie. Esa es tu esencia.
      Sólo escucha a la gente que te quiere, te admira y te respeta.
      Lo demás no importa. No dediques ni un solo segundo de tu atención a quién no te merece.
      Al final te darás cuenta que las personas que estén siempre a tu lado,son las que merecen la pena.
      Porq tu lo vales 😂😂😂

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Lucía, sólo puedo decirte que me has emocionado. Siento la piel de gallina y los ojos húmedos. Qué bien transmites! Enhorabuena! Yo también te aplaudo como tus compañeros del taller. Ojalá pudiera veros por un agujerito!

    ResponderEliminar
  9. Demasiado bonito y realmente cala hondo.
    Enhorabuena por el textazo!!

    ResponderEliminar
  10. Seré parte de esta sección de comentarios. Me siento muy feliz después de leer estas maravillosas palabras, que de seguro, los extrajo de lo más profundo de su corazón, o, lo vivió en carne propia. Inspira saber que muchos hemos vivido esto, pero que a lo largo del tiempo, nos damos cuenta que es un empujón para no defraudar nuestros sueños. Se dice que la esperanza es lo último que se pierde.
    Estoy seguro, que el peor error de un ser humano, es ponerse limites, en el aspecto de aprender nuevas cosas, y que ese aprendizaje, contribuya para el bien de la sociedad, y personal. Más aún, si nosotros limitamos a otras personas.
    Gracias estimada Lucía.

    ResponderEliminar